3 Errores de desarrollo de MVP que resultan en fallas comerciales

Si alguna vez te encuentras en una situación en la que tienes una buena idea y recursos para su implementación, sin duda te preguntarás: ¿Cómo puedo gastar efectivamente estos recursos para implementar mi opinión? Al estudiar materiales en la web y hablar con mentores experimentados, eventualmente comprenderá que el método Lean Startup es, quizás, la mejor de todas las opciones posibles. ¿Por qué es eso?

En primer lugar, es esencial comprender que el método en sí ha existido durante mucho tiempo. Los pasos que los empresarios toman utilizando este método son lógicos, comprensibles y útiles en el proceso de construcción y lanzamiento de una startup. Simplemente no encontrará una forma más apropiada, ya que este método fue probado por prueba y error de muchas empresas. La base de este método es asignar recursos solo a las áreas más críticas. Y el desarrollo de MVP es un proceso que le permite hacer esto.

En esencia, el Producto Viable Mínimo es una versión magra de su producto, que le permite obtener comentarios reales, ganancias y primeros usuarios. Esfuerzo mínimo y resultado máximo: suena simple. Desafortunadamente, hay muchas trampas, que a menudo se convierten en un obstáculo insuperable para los empresarios novatos. No son lo suficientemente visibles, por lo que, de año en año, se convierten en la razón por la cual una buena idea no se convierte en realidad.

Enfoque equivocado

Lo primero que nos gustaría enfatizar es el enfoque inicialmente incorrecto para comprender el método. Aunque el proceso de desarrollo de MVP parece sencillo, muchos lo perciben completamente equivocado.

Si estudia publicaciones en línea sobre por qué los MVP no son viables en 2020, encontrará muchos materiales que afirman que en la era de la alta tecnología, nadie necesita el método Lean Startup. Pero la cuestión es que muchos malinterpretan este concepto. Para ellos, es un proceso que es adecuado solo para pequeñas empresas nuevas, con una pequeña cantidad de dinero. Cualquier cosa que requiera inversiones significativas ya no puede llamarse MVP. Además, estas personas confían en que el desarrollo de MVP es adecuado solo para sitios web y aplicaciones pequeñas, pero no para productos a gran escala.

Te puede interesar  ¡China intensifica la represión de Bitcoin al declarar que todas las transacciones de criptomonedas son ilegales!

Sin embargo, crear un MVP es la forma correcta de crear cualquier producto, no solo una pequeña startup digital. ¿Por qué? Porque los postulados utilizados en el método se aplican en absolutamente cualquier negocio que busque resolver un problema en el mercado y no inundarlo con otro producto que nadie necesita. El MVP se crea para verificar la presencia de un problema y la efectividad de la solución generada. Esto se analiza utilizando la experiencia real de los clientes y no solo la investigación de mercado.

Elección de la hipótesis incorrecta para validar

El segundo error es, quizás, el más común entre los empresarios. Sin embargo, la mayoría sigue cayendo en la misma trampa.

Elegir la hipótesis correcta para la validación es el primer paso no solo en el desarrollo de MVP, sino también en la configuración de su idea en su conjunto. Digamos que tiene confianza en que puede aplicar efectivamente los recursos disponibles para crear algo. ¿Qué vas a hacer? Muy a menudo, intentará detectar un problema, o un mercado necesita que nadie se haya dado cuenta o resuelto. Y ahí es donde muchos empresarios cometen un gran error.

Por simplicidad, dividiremos todas las hipótesis en dos tipos principales (aunque hay más): la teoría de un problema y la sugerencia de una solución. La explicación de un problema es su suposición de que hay un problema en el mercado que puede resolverse. Al elegir esta ruta, crea un MVP para validar este problema en este segmento en particular. No está ofreciendo a los usuarios una solución: solo está tratando de asegurarse de que el problema sea real.

Te puede interesar  ¿Cómo convertir HEIC a JPG?

La hipótesis de la solución es el siguiente paso. La presencia de un problema es confirmada, probada y absolutamente objetiva. Ahora, necesita una solución a este problema para ayudar a los usuarios de este segmento. Afortunadamente, tienes lo que crees que es la solución perfecta para este problema. Pero no está listo para arriesgar capital de riesgo, por lo que desea crear un MVP para verificar la viabilidad de su solución.

La ruta elegida incorrectamente en esta etapa conduce a una falla predecible. Es por eso que evitar este error es tan importante. No puede crear un MVP centrado en la solución para validar un problema y viceversa. El resultado final no le dará una respuesta a su pregunta. Gastarás tus recursos en nada. Este es el error más común de los jóvenes empresarios que no están seguros de si el problema existe pero están dispuestos a invertir para verificar la idoneidad de la solución.

Demasiado & amp; muy poco

Hay una incapacidad generalizada para comprender qué características son suficientes para un MVP. Aquí, el problema tiene dos vectores: crea muy poca funcionalidad o agrega demasiadas funciones. Hay dos razones para esto. El primero es puramente técnico: los empresarios a menudo identifican incorrectamente el beneficio que su MVP debería aportar, su valor fundamental. Armados con una gran cantidad de conocimiento teórico, a menudo crean un producto demasiado delgado. Aunque, está la otra cara de la moneda. Sin saber lo que necesita el producto, un emprendedor agrega demasiadas características. Como resultado, el valor crítico del producto deja de estar claro no solo para el creador sino también para los usuarios.

Te puede interesar  ¿Por qué Bitcoin es volátil y qué lo causa?

La segunda razón se basa en factores psicológicos. Esto puede llamarse miedo al fracaso. Temiendo que el producto final no satisfaga las necesidades de los usuarios, los empresarios buscan protegerse contra el fracaso. Esto a menudo conduce al mismo resultado insatisfactorio. Una comprensión clara de la funcionalidad requerida es un factor crítico para el éxito de su MVP.

Conclusión

Después de leer este artículo, puede ponerse al día pensando que crear un MVP no es tan fácil. De hecho, comenzar cualquier negocio siempre es un riesgo que está listo para asumir. El desarrollo de MVP y el método Lean Startup no garantizan el éxito y no lo aseguran contra amenazas o posibles problemas.

En cambio, le dan una comprensión del enfoque correcto del proceso en sí. Entonces, para que funcione, debe tener una imagen clara de cuál es el concepto, definir la hipótesis correcta para la validación y agregar un conjunto suficiente de funciones a su producto.

Tu idea puede ser genial. Pero si comete un error en alguna de estas etapas, no lo demostrará.

Deja un comentario