8 Señales que alguien puede estar tratando de estafarte en línea

Nadie es inmune a las estafas en línea, ni siquiera la persona más conocedora de la tecnología. Las estafas en línea se están volviendo cada vez más sofisticadas y pueden ser difíciles de detectar. Es por eso que es importante estar al tanto de los diferentes tipos de estafas en línea que existen y saber cómo protegerse de ellas.

Aunque podría pensar que es demasiado inteligente para caer en una estafa, es importante recordar que los estafadores están en constante evolución y encuentran nuevas formas de engañar a las personas. Incluso antes de comenzar a discutir diferentes escenarios en los que podría ser estafado, es muy recomendable proteger su computadora del malware y evitar cualquier software de terceros que no provenga de una fuente confiable. En otras palabras, obtenga protección contra los ataques cibernéticos.

En este artículo, discutiremos ocho estafas comunes en línea que debe tener en cuenta. Explicaremos lo que implica cada estafa y brindaremos consejos sobre cómo evitar convertirse en una víctima. ¡Así que sigue leyendo y mantente seguro en línea!

1. Recibe un correo electrónico o mensaje no solicitado de alguien que no conoce.

Si recibe un correo electrónico o mensaje no solicitado de alguien que no conoce, tenga cuidado. Esto es especialmente cierto si el mensaje contiene información personal o archivos adjuntos. Estos tipos de mensajes a menudo se usan en estafas de phishing, donde los estafadores intentan engañarlo para que les brinde su información personal (como su contraseña o número de tarjeta de crédito).

Te puede interesar  ¿Cómo apagar Siri en Airpods?

Para evitar caer en una estafa de phishing, nunca haga clic en enlaces o archivos adjuntos en correos electrónicos o mensajes no solicitados. Si no está seguro de si el mensaje es legítimo, comuníquese con la compañía o persona que supuestamente se lo envió utilizando un método diferente (como por teléfono o a través de su sitio web).

2. Te presionan para que actúes rápidamente o te dicen que hay un límite de tiempo.

Si te presionan para que tomes una decisión o actúes rápidamente, probablemente sea una estafa. Por ejemplo, es posible que le digan que solo hay un tiempo limitado para aprovechar una oferta, o que debe actuar ahora para evitar perderse. Esto está diseñado para hacer sentir que necesita actuar sin pensar para tomar una decisión que de otro modo no podría tomar.

Y no es una sorpresa. En promedio, tomamos 35,000 decisiones por día, y nuestro cerebro solo puede manejar alrededor de 100-200 de ellas conscientemente. El resto que hacemos en piloto automático se basa en nuestras experiencias, sentimientos y emociones anteriores. Entonces, cuando nos sentimos apurados o bajo presión, es más probable que sigamos con nuestro instinto y tomemos una decisión que luego podríamos lamentar .

3. Se le solicita información personal o dinero por adelantado.

Si alguien en línea está pidiendo información personal como los datos de su cuenta bancaria o el número de tarjeta de crédito, es una estafa. Ningún negocio o servicio en línea legítimo solicitará este tipo de información por adelantado. Y nunca debe enviar dinero a alguien en línea que no conoce, sin importar cuán convincente sea su historia.

Te puede interesar  ¿Cuál es el futuro de la inteligencia empresarial?

Este tipo de estafa generalmente está destinada a adultos mayores que podrían no estar tan familiarizados con las estafas en línea. Pero cualquiera puede ser víctima de este tipo de estafa si no tiene cuidado, por lo que es importante ser consciente de ello.

4. El sitio web o el correo electrónico parecen falsos.

Si un sitio web o correo electrónico parece falso, probablemente lo sea. Los estafadores están mejorando cada vez más para que sus estafas parezcan legítimas, pero generalmente hay algunas señales reveladoras que puede tener en cuenta. Por ejemplo, el sitio web puede tener errores ortográficos o gramaticales, o el correo electrónico puede ser de una dirección que no coincide con la compañía de la que dice ser.

Si alguna vez no está seguro de si un sitio web o un correo electrónico son reales, puede hacer una búsqueda rápida en línea para ver si hay algún informe de que es una estafa. También puede comunicarse directamente con la empresa para verificar si el sitio web o el correo electrónico son reales.

5. La oferta parece demasiado buena para ser verdad.

Si una oferta parece demasiado buena para ser verdad, probablemente lo sea. Esto es especialmente cierto si la oferta es por algo que ni siquiera sabías que existía. Por ejemplo, puede recibir un correo electrónico diciendo que ganó una lotería que ni siquiera ingresó, o que puede ganar miles de dólares trabajando desde casa solo unas pocas horas a la semana

Cuando está evaluando una oferta, siempre es una buena idea investigar un poco para ver si es legítima. Puede comenzar haciendo una búsqueda rápida en línea. Si no puede encontrar nada sobre la oferta, o si todo lo que encuentra dice que es una estafa, entonces probablemente sea mejor evitarlo.

Te puede interesar  ¿Por qué las empresas empresariales necesitan centros de datos?

6. Se le pide que pague mediante transferencia bancaria o tarjeta de débito prepaga.

Si alguien en línea le pide que pague mediante transferencia bancaria o tarjeta de débito prepaga, es una estafa. Esto se debe a que estos métodos de pago pueden ser muy difíciles de rastrear, por lo que es fácil para los estafadores tomar su dinero y desaparecer sin dejar rastro. Nunca tome una foto de su tarjeta de crédito ni envíe la información de su tarjeta de crédito a alguien en línea.

7. La persona con la que está hablando se niega a reunirse en persona.

Si has estado hablando con alguien en línea por un tiempo y se niegan a reunirse en persona, probablemente sea una estafa. Los estafadores a menudo intentarán generar confianza con alguien en línea antes de pedir dinero o información personal, y una de las formas en que lo hacen es negándose a reunirse en persona. Es importante recordar que nunca debe enviar dinero a alguien en línea que no haya conocido en persona, sin importar cuán bien crea que lo conoce.

8. La persona con la que está hablando es evasiva sobre su información personal.

Si la persona con la que está hablando en línea está siendo evasiva acerca de su información personal, es una estafa. Por ejemplo, podrían evitar responder preguntas sobre su trabajo o dónde viven. O pueden tener muchas excusas de por qué no puedes reunirte en persona o hablar por teléfono.

Tenga cuidado con cualquier persona en línea que sea reacia a compartir información personal con usted. Si no están dispuestos a compartir información básica, es probable que estén ocultando algo.

Palabras finales

Las estafas en línea se están volviendo cada vez más comunes, por lo que es importante tener en cuenta los diferentes tipos de estafas que existen. Al saber qué buscar, puede mantenerse seguro en línea y evitar convertirse en víctima de una estafa. ¡Feliz navegación!

Deja un comentario